lunes, 12 de abril de 2021

10.04.2021 Red Austingarmin entrada por la G-146


 Subimos hasta la majada pastoril de Austingarmin para continuar con la re-exploración del fondo de la G-144 (unos de los accesos a la red de Austingarmin).


 
 
Al prepararnos para entrar uno de nosotros descubre que el buzo se ha quedado en Bilbao, como la cavidad es bastante estrecha y sucia en su parte final, cambiamos de plan.
Como la visita de la G.146 nos va a llevar bastante menos tiempo, antes, volvemos a la G-132 para tomar alguna foto más.
Después, entramos también a la red de Austingarmin, pero por la G-146, mas cómoda. Esta boca nos lleva hasta el sifón del primer río. Aprovechamos la visita para que Adrián continúe adquiriendo experiencia y disfrute de una nueva cavidad, y de paso tomamos unas cuantas fotos.
Estamos en la calle para las 18.30 h y decidimos volver hacia Bilbao sin buscar otros objetivos.
 
 
 
 
 

 

miércoles, 7 de abril de 2021

04.04.2021 Continúa la catalogación en paraje de Pagoluzieta


 Aprovechamos que la meteo anuncia un domingo seco y con el sol envalentonándose según pasen las horas. Necesitamos algo de ayuda para combatir el gélido aire del norte en el elevado paraje de Pagoluzieta.

Continuamos con la labor comenzada el jueves. Pero ésta vez las cavidades se localizan fundamentalmente al sur del calizal, cerca de la muga con Araba. 
 
Comenzamos explorando y catalogando la G-319, que se ubica en una gran dolina en la que hay que colocar cuerda para descender a su fondo
 
 La G-320 se trata de un estrecho pozo que se ubica en otra gran dolina-vaguada contigua, al norte.
La G-321 es una pequeña cueva, ubicada unos 70 m por debajo de la 320.
La G-322 es otra pequeña cavidad cercana a la sima de Pagoluzieta.
 La G-323 la asignamos a otra modesta cueva, también cercana a la sima de Pagoluzieta.
Nos retiramos vaguada abajo de la sima de Pagoluzieta y catalogamos la G-324, cercana a un pequeño depósito de agua.
Descendemos hasta la base del calizal y realizamos una revisión de las paredes en dirección de nuevo hacia la muga. Localizamos otra cueva, a la que asignamos en número G-325. Resulta ser la cavidad más interesante y que consta de 3 bocas.
Nos retiramos satisfechos con las 7 cavidades catalogadas hoy,
 
 
 
 

 
 
 

lunes, 5 de abril de 2021

01.04.2021 Paraje de Pagoluzieta - exploración y catalogación G-313 a G-318

 

Nuestra primera actividad de ésta Semana Santa la dedicamos a la prospección y catalogación, tras adecuarnos a una baja imprevista de última hora.

En una anterior prospección ya habíamos detectado alguna pequeña cavidad así que ya sabemos que tenemos algo de trabajo en cueva asegurado.
La primera cueva es la G-313 que se sitúa un poco por encima de un tímido sendero que viniendo por debajo del sumidero de Dulao comienza a remontar un poco antes de alcanzar a primera pared de Pagoluzieta.
La G-314, G-315 y G-316 se ubican muy cercanas entre sí, un centenar de metros en recorrido por debajo de la G-313, en una pared caliza que se adivina desde ésta última.
La G-317 está algo escondida, pero avisados por la cercana presencia de las tres anteriores, prospectábamos pegados a la cabecera de la pared. Accedemos a ella por un pequeño corredor descendente que se ubica cercano a la G-316.

Paramos a comer al abrigo del viento y seguidamente desobstruimos la boca de un soplador que se ubica unos 50 m por encima de la G-317. No tenemos suerte. Avanzamos un metro pero una estrechez de metro y medio nos separa de un pozo que sondeamos en unos 10 m
Continuamos ascendiendo por el sendero impreciso y localizamos la que será la G-318 ubicada en un espolón rocoso a la izquierda del sendero.
Ya tenemos 6 cavidades catalogadas y decidimos dejar las sacas e ir a prospectar para localizar unas cavidades que sabemos existen porque están recogidas en el viejo catálogo del GEV. Nos cuesta un poco, pero las localizamos. No será gracias a la lacónica e inexacta descripción que de su ubicación se hace en el catálogo, si no más bien por la intensiva prospección que realizamos. Al menos hemos localizado 5 cavidades más, no teniendo claro si todas son las recogidas en catálogo (descripción nada clara) o tenemos alguna más por localizar.
De paso volvemos a localizar la boca de la sima-cueva de Pagoluzieta, a la que hacía muchos años que no volvíamos y que queríamos tener bien ubicada para realizar una próxima entrada que vamos a hacer para  tomar datos geomorfológicos y alguna foto más.
Damos por terminada la jornada y llegando al vehículo nos saludan algunas gotas, que apenas llegan a humedecernos.

 

lunes, 29 de marzo de 2021

27.03.2021 G-223 - Río arriba del colector de Zulobin


 De nuevo nos encontramos dirigiendo nuestros pasos hacia Austingarmin para acceder después hasta la lejana cueva-sima de Zulobin. La semana pasada estuvimos revisando una incógnita en Zulobin y recordábamos también una vieja incógnita en la cercana. G-223, por cuyo fondo discurre un tramo superior del colector de Zulobin.


Nada que ver la aproximación de hoy con la de la semana pasada, en cuanto a temperatura en el exterior. 
Equipamos la sima G-223 y alcanzamos el río. Antes, realizamos un péndulo en la zona alta del pozo de 20 m para comenzar la "supuesta" travesía hacia una galería remontante.
La memoria nos ha traicionado..... allí no se ve nada de una galería ascendente de cierto tamaño a la que ir. Tras aceptar el despiste, descendemos hasta el río. Al menos Adrián practicará algo en las cuerdas y de paso tomaremos alguna foto.
Cuando volvemos al exterior, ya son las 17 h y decidimos no embarcarnos en otra cavidad. 
Aprovechamos para tomar de nuevo coordenadas de las bocas de Zulobin y de las bocas de la surgencia de Lapurzulo y de paso buscamos un rato la posible boca oculta que conectaría con la galería con aire, colgada en Zulobin. No localizamos nada evidente.
Mientras remontamos hacia el Usotegieta nos acordamos que tenemos sin tomar las coordenadas de la recientemente catalogada G-312; aprovechamos el momento para subsanar la carencia.
En el paseo también nos topamos con un grupete de jabalíes y otro de ciervos.
Terminamos la tarde charlando y esperando a que el sol se ocultase, mientras nos recreábamos con las vistas de Itxina, que ofrece la cima del Usotegieta.
 

 

lunes, 22 de marzo de 2021

20.03.2021 Zulobin - Toma de datos y revisión de una incógnita

 

Nadie diría que hoy comienza la primavera. Nos vamos para el Gorbea, hacia la zona de Austingarmin para acceder a la cueva-sima de Zulobin. La nieve que ha estado cayendo desde el jueves noche no sabemos si nos va a dejar subir, pero queremos intentarlo, y además, Adrián quiere continuar consolidando su incipiente técnica.

 

En Zulobin nos espera revisar una vieja incógnita en la galería colgada y no menos importante, tomar algunas notas para el futuro artículo sobre paleoniveles en ésta zona del Gorbea.

Pisamos algo de nieve, pero menos de la esperada, lo que nos facilita el acceso. Ahora bien, imprescindible pasamontañas y guantes.
Tras comer en el portalón de una de la tres bocas de Zulobin, nos vamos para el pozo que nos conduce a la zona profunda. Tenemos que equipar de nuevo, los spit ya son antiguos. Una vez abajo, perdemos algo de tiempo en localizar la galería que queremos, escondida en el pequeño laberinto.
Revisada la incógnita, que dejamos anotada para una jornada de trabajo en el futuro, tomas algunas notas morfológicas, que confirman nuestra hipótesis para la galería. Complementamos con alguna foto.
 

 
Continuamos nuestro viaje hacia abajo para que Adrián vea su primer río subterráneo. El caudal viene crecido y el agua canturrea con fuerza. No queremos mojarnos así que avanzamos un poco para tomar un par de fotos y hay que remontar, de nuevo con la mirada puesta en el reloj para llegar en hora a Bilbao.
Llegamos al vehículo con las últimas luces. Los dos grados bajo cero nos animan a cambiarnos rápido.





lunes, 15 de marzo de 2021

13.03.2021 Austingarmin: G-132 y G-144

 

Hoy llevamos dos objetivos en cartera, por un lado dar formación de iniciación técnica a Adrián y por otro lado, aprovechar para rehacer la topografía de la cueva G-132 y después revisar el fondo de la red de Austingarmin, entrando por una de sus bocas, la G-144.


La meteo se portó, aunque el día era fresco, no llovió y eso era esencial para Adrián y sus evoluciones técnicas sobre el árbol.
Mientras Oscar y David quedaban con Adrián, Iñaki y Alberto fueron a levantar la topografía de la G-132 y a tomar unas anotaciones morfológicas y alguna foto.
Tras comer todos juntos, nos vamos para la G-144. De nuevo Iñaki y Alberto en cabeza para equipar los pozos y Oscar y David después, tutelando la progresión de Adrián.
En lo que respecta a Adrián, disfrutó y sufrió un poco, a partes iguales. La galería y los meandros desfondados es algo que no había conocido en su corta experiencia en cuevas y ahí se defendió y disfrutó, pero en el pozo de 30 m pasó sus respetos.
Mientras el equipo de punta continuaba un poco para para equipar nuevos saltos y revisar-recordar el camino, nosotros nos volvemos para la calle con Adrián, que por hoy ya ha tenido su ración de cansancio físico-espeleológico.
Una vez todos juntos en el coche, el equipo de punta nos cuenta que la cavidad continúa con sus desfondados, más complicados, y más humedad, que no impide algunos destrepes en libre que es preciso realizar con precaución. Debido a las limitaciones horarias no llegan a ver el punto final que queremos revisar con visión del siglo XXI. Habrá que volver en otra ocasión.
Por lo demás, llegamos a Bilbao ya pasadas las 22 h, el día se queda corto, muy corto y por eso ahora tenemos paralizadas otras exploraciones que requieren mucho más tiempo.
 

 

lunes, 8 de marzo de 2021

06.03.2021 cueva de Elorrea exploración en punta sector Oeste

 

Continuamos con la exploración del sábado pasado en la cueva de Elorrea en donde dejamos pendiente una escalada y revisar la gatera final.

La meteo se porta bien y la lluvia no hace acto de presencia, aunque la temperatura es baja, recordándonos que todavía estamos en invierno.
Ésta vez vamos más directos a la exploración del fondo y las dificultades están equipadas. Sin embargo tenemos que dedicar algo de tiempo a calibrar el Dixto.

Una vez en la punta, abordamos lo primero la escalada por ser la incógnita más atractiva y limpia. Una vez arriba podemos comprobar que había huellas, o sea, sí habíamos subido. Dedicamos un rato a intentar perseguir la corriente de aire, pero no es evidente y nos retiramos desequipando la escalada. También intentamos una corta travesía sobre el pozo final para ver mejor una gatera en alto, que comprobamos no continúa.
Nos dirigimos a la gatera final a regañadientes, por el barro y humedad que sabemos vamos a chupar. Recorremos todos los vericuetos de la larga gatera, sin encontrar el paso estrecho final que recordábamos. De todas maneras podemos comprobar que cualquier intento de desobstrucción en el lugar queda descartado.
Desequipamos toda la cavidad decepcionados por no haber tenido opción de desvelar el misterio que continúa guardando la dirección que toma el drenaje del cauce en éste sector, pero con cierto alivio de no tener que volver a sus barrizales. 
Salimos al exterior con las últimas luces del día.... que hay que regresar rápido a Bilbao