sábado, 8 de diciembre de 2018

DOMINGO 02-DICIEMBRE. OTXABIDE



El amigo Vid recibe la visita de su colega Ciril, hidrogeólogo francés radicado en Eslovenia, así que les llevamos a Otxabide, para que vean una red compleja –un pretexto como otro cualquiera para darse una vuelta por esta sima, que últimamente la tenemos un poco abandonada-.
Esta vez los pronósticos aciertan y no tenemos que sufrir las inclemencias de la víspera, además hemos dejado el material a las puertas de la sima, con lo que la subida se hace llevadera… si no fuese por todo ese barro…
Es domingo y no queremos enrollarnos demasiado, así que no llevamos más cuerda que la necesaria para instalar los pozos de entrada, lo que no impide una excursión por varios niveles y galerías que les permite hacerse a la idea de lo que supone el karst de Itxina y la forma en la que ha evolucionado la red.

01.12.2018 ITX-2 fotografías


  
 Fiándonos del parte meteorológico nos planteamos subir a Itxina con el objetivo de obtener unas fotos para la publicación, de la ITX-2, con su pequeño lago y sus coladas. Como pensamos que no nos va a llevar todo el día, incluimos en el plan el descenso-visita de la ITX-1 "Sima Bildurre" con su vertical de 140 m.
Nos juntamos en Artea: Sara, Elena, Vid, Jon, Aitor, Iñaki y David. El panorama es bastante negro, llueve con cierta intensidad y ya comenzamos a plantearnos abandonar la visita a la ITX-1.
Cuando llegamos al aparcamiento de Pagomakurre la lluvia da una tregua, nos envalentonamos, y retomamos la intención de ir también a la ITX-1
Cuando estamos llegando a la cueva de Supelegor un fuerte sirimiri nos hace presagiar que hemos subido de paseo la cuerda de 180 m.
Cuando llegamos a la ITX-2 estamos húmedos, pero afortunadamente podemos comer a cubierto. Alcanzamos el pequeño lago y descubrimos que hay poca agua y es más un par de charcos. Está claro que hoy no hemos elegido bien. 
Ya que estamos allí obtenemos algunas fotos de la cueva y cuando terminamos comprobamos que en la calle continúa lloviendo. Pasamos por la boca de la ITX-1 a recoger la cuerda, taladro, etc.
Hoy terminaremos relativamente pronto así que pondremos fin a la jornada espeleológica charlando y tomando algo, de nuevo en Artea.


miércoles, 28 de noviembre de 2018

29.11.2018 ITX-200 / Incógnitas en el Río Papuas, zona alta

Aprovechando que tenemos a la vista a un sábado sin lluvia nos vamos para Itxina. El objetivo es realizar una travesía y también una escalada, ambas incógnitas se sitúan cerca de la punta de exploración aguas arriba en el río Papuas, por encima de la sala Beste Gela.
En el sector circula una intensa corriente de aire, en sentido hacia la boca. Primero realizamos la escalada. Resulta que arriba  termina pronto sobre una estrechez sin interés pues se trata de un afluente del afluente Papuas y lo que nosotros buscamos es encontrar un paso en altura a la estrechez que pone fin al avance por el río Papuas.
Vamos a por la travesía. Una vez superada de nuevo nos encontramos que no hay un paso en altura dado que se trata de un afluente y también se vuelve impenetrable. 
Desequipamos el material y damos por finalizadas las posibilidades de poder seguir progresando río arriba en donde esperábamos cierto desarrollo espeleométrico porque el valle que se desarrolla en superficie es amplio y en el tenemos localizadas 2 dolinas sopladoras, por las que por el momento no hemos conseguido paso hacia las profundidades.
Como nos queda tiempo, nos vamos a obtener unas fotos, especialmente unas nuevas del esqueleto de león localizado no lejos de Urtebe´ko Oparariak.
Alcanzamos el vehículo acompañados de fuerte viento, pero sin lluvia, por lo que celebramos la decisión de haber abordado hoy la exploración de éstas viejas incógnitas.




martes, 20 de noviembre de 2018

2018-11-17 TALLER DE PRECISIÓN EN TOPOGRAFÍA

Este sábado ha tocado cursillo de topografía; un taller con el objetivo de mejorar la precisión en la toma de datos, calibración de “Dixtox”, etc. Ha sido impartido por la comisión de formación de la EEE/UEV y se ha celebrado en los locales del consistorio de Berberana –la parte teórica- y en la Cueva de Alterla, junto al salto del Nervión.
Nunca están de más este tipo de actividades; al final descubres que hay muchas cosas que aprender y malos hábitos que corregir, además de que es una excelente oportunidad para confraternizar con colegas de otros grupos.
Ahora lo importante es trasladar a nuestras rutinas procedimientos que sin duda redundaran en topografías más precisas.



lunes, 12 de noviembre de 2018

10.11.2018 RN-103 / Galería ¿A Dónde Vamos? continuamos escalando

Descendemos a la sima: Esther, Vid, Aitor, Iñaki y David. Formamos dos equipos de trabajo que al final del día terminaremos encontrándonos.
Un equipo va a continuar la escalada al fondo de la galería ¿A Dónde Vamos?. Antes de la campaña de Larra habíamos encadenado dos escaladas y arriba el camino no se hacía evidente, había que reservar tiempo para continuar escalando tras la esquiva corriente de aire.
El segundo equipo iría a continuar la desobstrucción al fondo de Laberinto Liliputiense y después se uniría al equipo de escalada. Si la escalada finalizaba sin resultados había que desequipar un montón de material.
En la desobstrucción avanzamos unos 5 metros más, pero el panorama es muy negro. La gatera cada vez es más pequeña y la colmatación por depósitos aluviales tiene pinta de continuar y continuar. Decidimos que después de haber avanzado entre 25 y 30 m es hora de rendirse..... por el momento, y se retira toda la herramienta y cuerda.
En la escalada continuamos subiendo y afortunadamente volvemos a localizar por dónde marcha la corriente de aire. Hay que seguir escalando por un meandro sucio y estrecho.
Después el panorama mejora, solo un poco. Estamos enfrascados en una pequeña travesía ascendente cuando llega el equipo de refuerzo. Superada la travesía y una trepada exigente y una nueva escalada, accedemos a la continuación. Avanzamos unos 50 o mas metros, sin poner cuerda !!! y con cambios de volumen en el meandro (en cualquier caso siempre tamaño pequeño o modesto).
Se nos ha hecho tarde y tenemos mínimo 4 horas de retirada, estamos un poco desmoralizados por que allí arriba no conseguimos localizar una continuación y el aire parece haberse dividido y volvemos a tener dificultades para localizar de modo claro por dónde marcha.
Retiramos todo el material que no está equipado, por el momento solo contemplamos volver allí de nuevo con tiempo para topografiar, hacer una última revisión y si no vemos nada claro desequipar todo.  En el sector que hemos explorado hoy ha hecho acto de presencia la dolomía y una idea loca pasa por nuestra cabeza. Hemos subido mucho, demasiado para estar avanzando hacia la conexión con el cercano fondo de la sima de Cárcabas. ¿Estaremos remontando hacia la G. Olentzero?. Si fuera así el viaje no vale la pena, por delante solo presagiamos estrechez, suciedad y escaladas y dicha conexión no nos aportaría ningún beneficio salvo el desentrañar el misterio de éste largo y tortuoso viaje.
En una nueva exploración decidiremos si continuamos o abandonamos. Son las 2 y media de la madrugada cuando estamos todos en los coches, cambiándonos y picoteando algo mientras intentamos protegernos de la fuerte ventisca que se afana en darnos la bienvenida.



viernes, 9 de noviembre de 2018

2-11-2018 Corveras RN-31


Estamos tres espeleos, Aitor, Rubén de Takomano y Esther, así que nos dirigimos a la Torca de Corveras (R-31) a terminar de mirar el meandro al que llevaba la escalada que hicieron Aitor y Esther el fin de semana anterior, donde se localizaron varios pozos grandes. Llevamos todoterreno y eso nos facilita la aproximación.
Como ha llovido bastante durante los días previos, intuimos que habrá bastante agua y decidimos llevar los trajes secos, además sabemos que en el meandro tendremos que pasar por debajo de una intensa cascada. ¡El fin de semana anterior ya nos hizo salir de la sima txirriantes!
Una vez allí descubrimos que los pozos del meandro que tanto aire tenían conectan con lo conocido en diversos puntos, y que el aire era provocado por la cascada. Aun así, dejamos pendiente una travesía a 40m de altura, en la que se puede observar que el techo se encuentra excavado por lo que sería el paelomeandro. Esta travesía nos hace soñar con una posible conexión, ya que va en la dirección adecuada.
Al no tener material suficiente optamos por dejarla para un futuro próximo, y decidimos revisar la zona conocida, en concreto la grieta por la que se sumía el agua. La última vez que lo revisamos también estaba de crecida y no disponíamos de los trajes secos, y esta vez se puede mirar con otro ojo.
Como conclusión sacamos que en época de seca tendremos que volver con dos equipos. Uno de ellos para hacer la pequeña desobstrucción a base de martillo y cincel y el otro para equipar la travesía.



miércoles, 7 de noviembre de 2018

03.11.2018 - Torca Castaños de Doña Luisa, escalada


La meteo ha mejorado, lo que nos facilita el largo acceso hasta Castaños de Doña Luisa (hemos renunciado a la RN-103 al enterarnos que hoy se desarrolla un curso del Esocan en ella).
Abordamos una escalada vista en el mes de julio, no teníamos muchas esperanzas puestas en ella, pero el cambio de planes de última hora nos ha llevado hasta ella.
 
Realizada la escalada accedemos a una corta galería en la que encontramos huellas. Está claro que accedimos a ella desde otro punto. Avisados del hecho, revisamos la galería inferior por la que hemos llegado a la escalada y podemos comprobar visualmente que el dédalo de galerías freáticas colgadas conecta por varios puntos en altura. Aprovechamos para tomar algunas fotos de éstas bonitas galerías.
En el extremo opuesto de la diaclasa por la que hemos escalado hoy y conectado con lo conocido observamos una posible continuación por lo que decidimos hacer una travesía. Llegamos hasta ella para comprobar que también había huellas y un punto de topo. Está claro que en su día exploramos el sector a conciencia. De todos modos la escalada de hoy nos muestra que en ésta cavidad no podemos perdonar una sola incógnita.
En la galería inferior, bajo el gran bloque de la pequeña sala, detectamos un estrecho meandro y un corto salto. Tras desobstruir el acceso comprobamos que abajo solo podemos avanzar unos pocos metros.
Nos retiramos de la cavidad tomado algunas fotos más, pues hoy no salimos tarde. En la calle nos recibe una noche fría y estrellada.