miércoles, 24 de agosto de 2016

Campaña Larra 2016

El GAES de Bilbao comenzó sus campañas de verano en el macizo de LARRA en 1.989, junto con sus colegas franceses de Rodez y  Millau en la zona de Zampory y Añabarcandía,; con el paso de los años se han unido otros espeleos y colectivos. 
Desde que se inició hace 6 años, también participamos en las campañas organizadas por la UEV y la FNE (época actual) sobre la zona de Budoguia y Ukerdi.

Campaña UEV-FNE
SECTOR BUDOGUIA – UKERDI
Un año más el GAES se ha sumado a la campaña organizada por la UEV/EEE en la sima BU-56 (Ilaminako Ateak), situada en la zona de Larra del pirineo navarro. En esta campaña han participado espeleólogos procedentes de varios grupos del entorno vasco-navarro.
Como continuación de las labores acometidas en los años anteriores la tarea se ha centrado en la exploración de zonas nuevas y en la re-topografía del conjunto de la red; con el resultado de aproximadamente 5000 m de topografía, así como la realización de numerosas escaladas y otras revisiones.
Para poder hacer todas estas labores se ha contado con un confortable vivac a -500 m de profundidad.
La topografía de la red se ha llevado hasta la Sala Roncal, lo que ha permitido comprobar un desfase en la orientación de la cavidad, que ha redirigido la prospección hacia otras zonas de superficie, en un intento de localizar una nueva entrada que facilite la futura exploración de las zonas profundas de la sima.


 Campaña GAES, Rodez y  Millau
SECTOR AÑABARCANDIA

 
Hemos celebrado nuestra 39 ª campaña de verano, con nuestros amigos franceses  de Rodez, Millau, ….. (27 desarrolladas sobre Larra).
Contando con la  participación de 19 espeleólogos, la campaña se ha desarrollado desde el 30 de julio al 16 de agosto. El campamento base se ha ubicado en el camping de Asolaze (Isaba – Nafarroa).
El objetivo principal de ésta campaña ha sido la exploración en la sima AN- 308 sima del Bosquete. Por un lado hemos revisado intensamente la pequeña red fósil de      -250 m.p., a la búsqueda de un paso hacia la AN-8, que nos condujese a completar la exploración del  tramo desconocido de Colector intermedio del sistema de Añelarra y en caso de conexión, a superar los 1.000 m de desnivel.
El otro eje de exploración se sitúa ya después de la zona de conexión entre la AN-308 y  la AN-43  (actual punto más bajo del Colector de Añelarra -853 m-p.),. Al fondo del Afluente Sur, continuamos trabajando en otra fuerte apuesta: la hipotética llegada al Colector desconocido de Ukerdi.
A pesar de las numerosas, desobstrucciones y escaladas realizadas, no hemos obtenido todavía premio.
También hemos continuado prospectando y desobstruyendo simas localizadas en superficie, en el área que se sitúa justo sobre la red de galerías conformada por las citadas cavidades. Destaca la A-106 en donde casi hemos alcanzado los 100 m de desnivel. Otras cavidades más superficiales (AN-301 a AN-318) son objeto de titánicos desescombros para intentar alcanzar los pozos y galerías que sin duda conducen las corrientes de aire que nos hacen soñar con nuevos descensos en profundidad y exploración de nuevos ríos.
La nota atípica de ésta campaña la ha puesto el accidente sufrido por nuestro amigo Francois, cuando exploraba en la red fósil de la AN-308. El rescate nos ha llevado tres intensas jornadas, que pusieron punto y final a las exploraciones.. Afortunadamente Francois se recupera ya en Millau y esperamos tenerle con nosotros el próximo año. Para finalizar éste resumen, nos hacemos eco de la habitual jornada de Asamblea General del ARSIP y posterior fiesta de celebración, nada menos que del 50 º aniversario de la fundación del ARSIP.


lunes, 22 de agosto de 2016

20.08.2016 Cueva lo Nuevo - exploración activos paralelos

Primer fin de semana tras nuestra campaña de Larra. El periodo estival está siendo muy seco, por lo que decidimos aprovechar para  irnos a Rasines y retomar la exploración realizada en enero del 2015 en la cueva de lo Nuevo.
Ya se nos había olvidado el arrastradero al que nos teníamos que enfrentar. Tras arrastrarnos un buen rato (todo el camino en realidad)  alcanzamos los regatos localizados hace ya más de un año.  
Vamos a por el primero y más evidente. El cauce está bastante seco, pero hay numerosos recovecos encharcados y unido a que continuamos arrastrándonos, es difícil mantenerse seco. Una charca de 3 m con paso bajo incluido termina por dejarnos bien mojados, pero la emoción de la exploración parece que rebaja el disgusto. Lo malo es que pocos metros más adelante un pozo de entre 4 ó 5 m para nuestro avance. Habrá que descenderlo, pero no queda claro si la continuación será al fondo o en una travesía a realizar en alto. Sacamos los trastos de topografiar y ahí llega el bajón. Ahora sí que se nota que estamos mojados y el aire circulante incrementa la sensación de incomodidad. Tras algunas penalidades llegamos aliviados hasta un punto de topo de enero del 2015 y paramos la topografía.

Hemos llegado por un afluente así que remontamos el riachuelo (continuamos arrastrándonos solo que la galería es un poco más ancha). Exploramos unos 100 y lo dejamos ante un nuevo paso bajo que esperamos poder forzar como lo hemos hecho en tramos anteriores. Está claro que la exploración de estos activos necesita época de máximo estiaje.


Vamos  a por el segundo regato. Los cantos rodados acarician nuestras rodillas y codos (continuamos arrastrándonos). El estrato de arenisca sobre el que corre el riachuelo se vuelve demasiado bajo, afortunadamente el aire escapa por un pequeño fósil. Unos metros más adelante vuelta a subir un poco más y nos introducimos en un estrecho meandro muy fósil. Nos podemos poner de pie, al menos en eso mejora. Después de superar algunos pasos estrechos alcanzamos de nuevo el cauce del riachuelo. El activo pronto nos vuelve a poner en avance a lo  “marine”. Llegamos a un paso angustioso en el que no podemos continuar y reculamos como podemos. El aire no viene por aquí. Unos metros atrás de nuevo una subida de un par de metros nos mete en el fósil. De pronto la galería se vuelve un poco más humana, y va mejorando.  A los 30 m un pozo de unos 4 m se interpone en el avance. Estamos “calientes” y con delicadeza y atención podemos superarlo en posición y continuar por el fósil, que está bien ventilado. A los 50 m llegamos a un paso bajo a desobstruir y paramos la exploración. Decidimos volver a la calle, que aun no estando más que a unos pocos centenares de metros, nos va a exigir unas cuantas y largas reptaciones.
De topo no habremos hecho quizá ni 100 m, pero habremos explorado unos 300 nuevos metros, lo que hace crecer la cavidad y junto con el aire nos motivará para volver a éste “pequeño infierno” eso sí, con arneses y sacas, auguramos que divertido no va a ser precisamente.  

domingo, 21 de agosto de 2016

2016-08-18 Visita a la Torca del Carlista


El miércoles, tras la vuelta de Larra y aprovechando que aún algunos seguimos de vacaciones. Mikel, Ibai y Ander (de la Cruz Roja) y Aitor del GAES, se acercan a la famosa Torca del Carlista.
Como excusa Aitor dice que es para coger unas muestras para un trabajo en la universidad, pero bien todos sabemos que lo hacen por simple turisteo.

A las 11 nos plantamos en el parking de Pozalagua y ponemos rumbo a la boca bien cargados con los petates. Baja Ibai instalando toda la sima, nos asombra la cantidad de spits y parabolts viejos y oxidados que encontramos. Afortunadamente el ultimo año se reequipo con químicos. La bajada promete, la cuerda esta nueva, limpia y corre...
 Una vez en la Gran Sala, no podemos dejar de quedarnos atónitos por sus dimensiones, nos comemos unos frutos secos y ponemos rumbo al sifón terminal. Durante el camino Aitor coge unas muestras, las cuales deja no tan estratégicamente colocadas como pensaba para poder recogerlas a la vuelta, puesto que tras una hora de búsqueda, ahí se quedaron, encima de un bloque...
Continuamos entre el caos de bloques hasta la sala M. Iradier, y tras un ultimo resalte de 7m llegamos al famoso sifón terminal. Mikel y Ander ponen cara de sabor raro, puesto que en verdad se habian tragado la broma y se esperaban algo mucho mas espectacular.
Sin mas dilación ponemos rumbo a la base del gran pozo, donde Ander aprovecha a probar su espeleoponcho casero, Aitor recoge alguna muestra ya que las otras las da por perdidas e Ibai y Mikel sacan alguna fotillo a la gran campana.
Tras las fotos de rigor ponemos rumbo a la superficie y notamos que Larra nos ha curtido, el pozo de 80 tampoco se nos hace tan largo...
Sobre las 21:30 llegamos al parking, se nota que la salida nos la hemos tomado de relax, como se nota que no están Iñaki y David para darnos caña...

miércoles, 3 de agosto de 2016

2017-08-03 RN-37, visita de entrenamiento.






Oscar, D.Zalba y Aitor.


Con la mayor parte del grupo en plena campaña de espeleo por los pirineos navarros, solo quedamos tres para hacer un poco de actividad que sirva como entrenamiento para equipar a Aitor y  coger punto de yumar a todos. Elegimos la  RN-37 en la que  solo pretendemos descender hasta -160, la elegimos poque los anclajes son de hace más de 30 años por lo que  hay que reinstalarla de nuevo, labor que Aitor realiza mientras disfrutamos del descenso de esta singular sima, por el camino equipamos 2 resaltes de 5m, un P-15 y un cilíndrico y lavado P-83. Tras este pozo la cavidad continua por un estrecho y sinuoso meandro que no  nos aporta nada para el entrenamiento planteado, así que ascendemos el P-83 . Aitor, que se está preparando para sumarse próximamente a la campaña de Larra, aprovecha para volver  a descender-ascender el pozo y sumar así unos metros más de yumar. Por supuesto que contribuimos en todo lo posible en la preparación física de Aitor y aunque nos costó, le dejamos que llevase el solo todo el material de instalación de la sima en una única saca……todo sea por contribuir a su fortalecimiento espeleológico.
Hemos realizado la instalación con tornillos autoroscantes MMS de 10 mm, después de la desinstalación apenas se ven los agujeros, cercanos a ellos destacan los antiguos y  oxidados  Spit.

martes, 26 de julio de 2016

23.07.2016 Travesia La Canal - Valle

Mientras una parte del grupo se desplaza hasta Larra para realizar el porteo y comenzar a montar el campamento en la Hoya del Portillo para dar inicio a la campaña vasconavarra., otros nos quedamos en las cercanías. El sábado amanece un día lluvioso y con intensa niebla que cambia nuestros planes de subir a Itxina para dirigirnos hacia Rasines.
Decidimos realizar una entrada-visita-entrenamiento por la Canal, para recorrer las galerías hacia Valle, con intención de llegar hasta la Playa y luego volver por el 2º piso fósil, pero según nos vamos acercando a la Playa empezamos a acariciar la idea de realizar la travesía, saliendo por Valle. Luego tocará un largo paseo de 7 u 8 km para volver hasta el coche por el exterior, pero para los que no conocen la travesía, es un precio factible de pagar.
Ya en el río Silencio, comprobamos que el caudal viene de estiaje y más tarde,  llegando a la altura de la primera galería fósil,  inclusive el caudal desaparece buscando horizontes piezométricos veraniegos. Hemos atravesado los caos de bloques observando un par de cuerdas deteriodadas en el último, se ve que algún grupo que no encontró el camino, decidió equipar los pequeños saltos que los llevasen de nuevo al cauce. Imaginamos que luego más espeleos han utilizado sus cuerdas pues no están en buen estado. No es necesario utilizar éstas cuerdas si se busca un poco el paso descendente entre bloques por los alrededores.
En la boca nos reciben algunos turistas pasmados por nuestra indumentaria y viaje subterráneo. Toca responder a sus preguntas para saciar su curiosidad. La suerte está de nuestro lado, un matrimonio se solidariza con nosotros y nos sube en coche hasta Casavieja, ahorrándonos 6 km de paseo. La jugada nos ha salido perfecta.
El tiempo inesperadamente ahorrado nos permite tomar tranquilamente un refresco en el bar de Delfi e incluso llegar a Bilbao para las 22 h.

LARRA 2016. PORTEO E INSTALACIÓN DE CAMPAMENTO




Aprovechando el puente de Santiago se da comienzo a la campaña de “Larra 2016”, organizada por la UEV/EEE y que va a ocupar la última semana del mes de julio y la primera quincena de agosto. Junto a compañeros de otros grupos participamos varios del GAES –uno quedará en el monte hasta el final de la campaña-.
En estos primeros días se realiza un porteo general y se instala el campamento, participando en el evento 24 espeleos, 2 niños y 2 perros, con la colaboración de 4 mulas y 2 muleros.
El sábado la meteo acompaña, con un día parcialmente nublado y fresco, que hace más llevadera la tarea de porteadores y bestias, aunque ya se sabe… en montaña no hay que desdeñar la protección de la crema solar aunque parezca que no pega.
Este año probamos un nuevo camino para la subida de las mulas, subiendo desde Linza; el camino parece ser más corto y cómodo que desde Belagua, pero también se toma su tiempo; al final del trayecto algunos compañeros del GEMA parecen ya consumados arrieros. Durante el ascenso se lastima una de las mulas (en el domingo se lastima otra en el porteo de los madrileños), parece que no hay manera fácil de abastecer el campamento de “la Hoya”.
El domingo el sol luce más y pone en valor una buena sombra; lo que no es freno para continuar con las labores de organización del material, de comida, montaje paneles solares y aerogenerador, de letrinas…
Durante las labores de acopio de agua comprobamos que la fuente da un caudal más bien escaso, que además tendremos que compartir con los madrileños; está visto que este año el agua va a ser un problema, a no ser que caiga alguna tormenta. Los dos años anteriores, con más agua de lo normal, nos han acostumbrado mal y han hecho que bajemos la guardia.
Mientras algunos tenemos que regresar a la civilización, a continuar con la rutina laboral y esperar pacientemente a que se acabe este mes, otros inician ya la instalación del campamento de -500, nuestra mente se queda con ellos.

martes, 12 de julio de 2016

10-07-16 AXLAOR TROKEA

Disfrutar de los rayos solares penetrando por el impresionante pozo de Axlaor Trokea en las semanas más próximas al solsticio de verano es un buen espectáculo, y un estupendo pretexto para ir a esa sima y aprovechar para hacer un poco de ejercicio. Aunque no estemos ya precisamente en el solsticio tampoco está mal.
Entre que a alguno de nosotros se nos alargo más de lo previsto la exploración de la víspera  y que algún otro venía de los San Fermines o se había pasado la noche trabajando, para cuando nos pusimos en el pozo estaba bien pasado el medio día solar, con lo que el espectáculo de los rayos solares invadiendo el pozo ya no era para tanto, así que el tema de la fotografía –que era uno de nuestros objetivos- quedó en un segundo plano, se había pasado el momento.
La última vez el árbol del que nos colgábamos –desde el que conseguíamos un largo absoluto de 174 m- nos dio un poco de miedo, de modo que le dimos la jubilación tras muchos años de servicio y metimos unos tornillos desde los que bajamos del tirón hasta abajo, salvo el  ultimo en bajar, que consiguió llegar hasta alguna de las chapas fijas que habíamos dejado anteriormente y fraccionar, pensando más que nada en la subida.
Puede que se deba tan solo a que es un pozo iluminado por la luz exterior, pero a nosotros se nos antoja que es un pozo especialmente bonito, aunque acojona un poco ver todos esos gelifractos suspendidos a lo largo del pozo.