lunes, 14 de octubre de 2019

12.10.2019 Soplador sobre la RN-103




Un sábado más y aprovechando el buen tiempo nos dirigimos hacia una incógnita que necesita -o facilita mucho- de trabajo en éstas condiciones meteorológicas.
Se trata de un soplador que se sitúa sobre el trazado de la RN-103 más allá de la galería Basajaun. Un acceso aquí facilitaría finalizar la exploración de éste lejano sector.
 
Hace unos meses localizamos un soplador en una prospección, realizada a mitad de semana,de un sector protegido por fuerte maleza y poco revisado.
A pesar de que tenemos una temperatura agradable, es menor a la del día de su localización y el soplador no es evidente. Abordamos la desobstrucción por tres puntos distintos, buscando un punto débil. Tras horas de darle al cincel, maza y palanca, no conseguimos avanzar demasiado y lo que se adivina por debajo tampoco motiva mucho.
 
Decidimos parar y volver en otra ocasión en el que el calor mueva más aire y nos inspire mejor.
Finalizamos el día con una corta prospección en las cercanías localizando dos pozos de unos 5 ó 6 metros que tampoco es que nos inviten a volver corriendo.

viernes, 11 de octubre de 2019

05-10-2019. SIMULACRO GENERAL ESPELEO SOCORRO VASCO


Esta semana ha toca simulacro. El simulacro general del EEL/ESV se ha celebrado en la red de Itxina (Itxinapeko Sarea) y a ella hemos acudido 5 miembros del GAES.
Esta práctica ha consistido en la evacuación de un supuesto herido a través de la sima de Iruagiñeta (ITX-150), aunque también se ha utilizado la sima histórica de Otxabide para el movimiento de personal.
Han participado espeleólogos de distintos grupos de la UEV e invitados de otras procedencias, entre ellos algunos bomberos navarros del nuevo grupo de rescate en montaña. Los participantes han actuado divididos en 5 equipos de evacuación y equipo médico.
El simulacro ha servido para poner en práctica técnicas de evacuación, comunicaciones y organización de equipos, así como para rodar la infraestructura del EEL en aspectos logísticos.



miércoles, 9 de octubre de 2019

05.10.2019 RN-89 - Cueva del Agua, revisión

Continuamos abordando la re-exploración de antiguas incógnitas de exploración. Ésta vez toca en Rasines. 
La RN-89 es una sima que actúa como sumidero estacional, alcanzado los 50 metros de desnivel. La sima finaliza colmatada por sedimentos. Pudiera ser una nueva entrada a la Red del Silencio y estaría relacionada con el afluente del Sahara.
El plan es descender y ver si notamos circulación de aire. También entra en nuestro propósito el iniciar un desescombro -a ciegas- si la morfología de la zona final invita a ello.
Tras revisar todos los recovecos, la primera desobstrucción que iniciamos se sitúa justo antes de la corta trepada en sedimentos que nos lleva al tercer salto de la sima. Tras despejar de bloques un estrecho resalte descendente llegamos a un pozo de tres metros de desnivel. Descendemos el tercer salto de la sima  para situarnos por debajo del paso desobstruido y podemos comprobar que el nuevo salto localizado conecta con una de las diaclasas del fondo. Abandonamos el lugar, que además no es muy seguro.
Ya en el fondo de la sima notamos algo de aire por una grieta descendente y nos ponemos a retirar cantos rodados y sedimentos. Tras un par de horas abrimos paso y localizamos una pequeña galería. ¿Hemos triunfado?. A los pocos metros comprobamos que no hemos tenido suerte, la galería descubierta vuelve a colmatarse, esta vez entre limos y paso más estrecho que el recién abierto. No vemos claro atacar ésta nueva obstrucción y parece que el aire marcha por una lateral que llega en altura y colmatada por bloques de arenisca .
Nos retiramos pensando si será interesante en el futuro abordar otra desobstrucción vista en otra diaclasa cercana, Ésta también se trataría de comenzar a retirar sedimentos, a ciegas. Justo en un paso estrecho anterior notamos algo de aire, pero en donde la pequeña continuación se obtura totalmente no notamos nada ¿¿??. No es difícil acceder a éste punto por lo que el intento loco queda anotado para otra ocasión que cuadre. Desequipamos y alcanzamos el coche todavía con algo de luz diurna.

miércoles, 2 de octubre de 2019

28-09-2019. G-43


Como estamos pocos nos planteamos un objetivo sencillo, continuar con la desobstrucción de la G-43, en el flanco sur de Zastegi, Gorbeia.
La semana anterior quedo la continuación con aspecto prometedor. Aunque la escasa consistencia de la roca nos lo ponía a ratos fácil y a ratos difícil y el pasaje que quedó por delante era muy estrecho, la intensa corriente de aire parecía invitarnos a volver y seguir. Un puro espejismo.
Lo roca era lo bastante blanda como para hacernos pensar que con maza y puntero podríamos demoler el diafragma que ocupaba la parte central de la diaclasa y acercarnos hasta lo que parecía la cabecera de un pequeño pozo, pero la falta de espacio hacía que el esfuerzo fuese muy podo eficaz.
Tras 7 horas de trabajo espoleados por el aire dejamos la tarea con cierto sentimiento de fracaso y pocas perspectivas.
Al menos Gorbeia estaba preciosa y disfrutamos en este comienzo de otoño, con una cambiante meteorología que no llegó a fastidiarnos. 




domingo, 29 de septiembre de 2019

21.09.2019 Volvemos sobre la G-43

 
Continuamos aprovechando el buen tiempo y los días en que aun disfrutamos de más luz para rescatar del archivo de incógnitas pendientes otra de las antiguas cavidades, explorada hace más de 25 años.
La G-43 tiene un acceso de más de hora y media hora de marcha, llegando hasta la zona de Arranbaltz. Después de muchos años volvemos a ésta pequeña cavidad porque tenemos bien presente la clara corriente de aire que la recorre. Queremos revisarla con mirada del siglo XXI.
 
Equipamos la sima tras superar su estrecha rampa de entrada. Las innumerables hojas del hayedo almacenadas en la dolina la hacen aun más exigua.
Trabajamos durante unas cuantas horas pero no conseguimos superar la estrechez del fondo y tendremos que volver, pero la nítida corriente de aire que exhala nos motiva.
Otro equipo realiza una prospección en los alrededores. Baja hasta la Peña de Urratxa para mirar una vez más por dónde se sume la erreka que circula por el valle de Zastegi. Detectamos un soplador. Las posibilidades de entrar se presentan muy escasas pero quizá nos animemos a intentarlo. Unos pocos metros por encima del sumidero, una pequeña estrechez en la pared exhala aire, sabemos que proviene de la cueva de Urratxa que recorre las entrañas de la peña, otra cosa es que alguna vez lleguemos a entrar a la cueva desde ésta ladera de la peña.
Volviendo hacia la G-43 por la margen izquierda de Zastegi localizamos 2 pequeños saltos -quizá relacionados entre sí- en los que no vemos marcas de catálogo y nos entran dudas de si fueron descendidos.
En el interior de la G-43 se continúa trabajando por lo que proseguimos con la prospección ladera arriba, hacia la cueva de Arranbaltz. Todo lo que localizamos está ya catalogado salvo una pequeña cueva, unos metros por debajo de la G-145. Se trata de una pequeña cavidad que deberemos revisar con detalle para ver si tiene entidad como fenómeno catalogable.



jueves, 19 de septiembre de 2019

14/09/2019 INSTALACIÓN PARA SIMULACRO EN LA SIMA DE IRUAGIÑETA ITX-150


Como el simulacro general del EEL/ESV de este año se va a realizar en la sima de Iruagiñeta (ITX-150), nos toca ir a equiparla con la ayuda de compañeros de otros grupos. Esta sima forma parte del sector de Otxabide en la Red de Itxina (Itxinapeko Sarea).


La cavidad es muy poco concurrida y como hacía ya bastantes años que fue explorada contábamos con que habría que renovar mucho de la instalación, pero acabó por darnos más trabajo del previsto y también requirió de más anclajes de los que pensábamos; por suerte pudimos bajar hasta las galerías inferiores de Otxabide y balizar todo el itinerario previsto para la camilla; no obstante la instalación quedó a falta de algunos anclajes y de varias cuerdas para asegurar puntos que pasamos “a pelo” en exploración, pero que tienen peligro y más con un tránsito tan intenso como el propio de un simulacro de socorro.


Aprovechamos la ocasión para hacer pruebas de  comunicaciones entre esta sima y la de Otxabide y entre ellas y el exterior, cosa que dio unos resultados no muy buenos, a pesar de que habíamos considerado la fracturación del macizo en esta zona. Este resultado no nos sorprende mucho pues coincide con lo que nos había pasado en otras simas de ltxina y con lo que cabe esperar con una fracturación de la roca tan intensa como la existente en el sector.




domingo, 15 de septiembre de 2019

07.09.2019 / ITX-102 desobstrucción e ITX-105 revisión


Las nubes cubren Itxina y la temperatura calurosa de días pasados -que también nos vendría- brilla por su ausencia, aun así decidimos continuar adelante con el plan establecido.
Subimos a la ITX-102 con intención de ampliar un paso que hace años detuvo nuestra exploración. Años después de la primera exploración comprobamos en una prospección, al pasar por la sima, que circulaba aire. Anotamos el dato en tareas pendientes y años después aquí estábamos para ver si podíamos continuar el descenso.
Esta cavidad tiene el interés de situarse por encima del hipotético trazado de las galerías cabecera de la sima de Urrikobaso Lezandi. Un laminador impenetrable, con aire, detuvo hace años nuestro avance hacia las cabeceras de Urrikobaso. La ITX-102 bien pudiera ser un acceso a éste sector cabecera desconocido de Urrikobaso.
Descendemos en la ITX-102 hasta la estrechez y comprobamos que hoy no circula corriente de aire. Iniciamos nuestras labores y después de un buen rato conseguimos superar la estrechez y descender un pozo de 4 m de desnivel, pero abajo comprobamos que la fisura es del todo impenetrable.
desequipamos y borramos, con cierto desaliento, la cavidad de la lista de tareas pendientes.
El día continúa muy tristón aun así tenemos tiempo y decidimos ir hasta la ITX-105 para ver si localizábamos un punto débil, dado que hace meses, en el invierno, detectamos que la cavidad exhalaba una nítida corriente de aire. Hoy en la ITX-105 tampoco se percibe aire. De todos modos, la revisión de la cavidad es bastante decepcionante, no localizamos un punto en que atacar.
La ITX-98 se encuentra relativamente cercana y decidimos darnos una vuelta para comprobar cómo anda hoy el aire en éste soplador. Efectivamente, también aquí comprobamos la ausencia de aire. 
Definitivamente no es un buen día para el trabajo que veníamos a hacer, aunque nos ha quedado bastante claro que con aire o sin él, las posibilidades en ambas cavidades (102 y 105) son prácticamente inexistentes.