miércoles, 26 de julio de 2017

25.7.2017 Entrenamiento en RN-37

Y cuando pensábamos que no íbamos a hacer mas espeleo hasta la campaña se nos presenta un martes festivo, así que Sara, Iñaki y Aitor ponemos rumbo a Rasines. El plan es visitar la RN-37 y su pozo de 83m para hacer algo de cuerda y poder salir pronto que mañana algunos trabajan...


En un principio teníamos pensado bajar y subir varias veces, pero nos entrenemos con el tema de la fotografía y con reequipar la cabecera. Bajamos los tres y subimos, es entonces cuando nos acordamos de una incógnita que hay sobre el P15, optamos por ir a por ella.


Desequipamos el pozo grande, y y subimos hasta la cabecera del P15, aquí Aitor pendulea y monta un pasamanos para acceder a este pequeño pero bonito meandro el cual se desfonda varias veces. Bajamos el primer desfondado y me pego con una estrechez, Vaya, aquí no era... ahí que montar pasamanos sobre este y bajar el siguiente. Estamos consumiendo mas anclajes de los que pensábamos, así que no podremos afrontar la travesía que teníamos pendiente. Aun así Aitor avanza a echar un vistazo y recordar como estaba el asunto, la ultima vez que estuvimos aquí fue hace un año!!.


Mientras Aitor reconoce la zona Sara e Iñaki se quedan esperando, y notan como las costillas se les quedan frías, la corriente de aire es fuerte y se dirige hacia la incógnita, la cual va en dirección a la galería de Los Niños en La Red del Silencio, ¿Conseguiremos empalmar? de momento es mucho elucubrar pero las esperanzas están intactas.

lunes, 24 de julio de 2017

22.07.2017 RN-80 revision afluente Cambio de Hora

viernes, 21 de julio de 2017

Julio 2017, Exploraciones por el Sur

Foto: Balti Felguera Ballesteros
Esta vez Aitor se dirige al Sur, que en compañia de Diego haran algo de espeleología por Andalucia y un viaje al Alto Atlas en Marruecos. En total pasare alli tres semanas, en las que no todo seran exploraciones, si no que tambien visitaremos cavidades miticas y haremos otras actividades, como barrancos, ferratas, escalada...

Durante esta entrada nos centraremos principalmente en dos cuevas, en las que hemos estado realizando trabajo de exploración principalmente.

Cueva del Susto.

Sabado por la mañana, estamos desayunando tranquilamente Diego y yo mientras esperamos a mas espeleos del AAES (Asociación Andaluza de Exploraciones Subterráneas) http://espeleoandalucia.com/ . La idea principal es ir a realizar una escalada que se realizo en los años 80, pero debido al mal estado de la roca creemos que se abandono. Poco a poco va llegando gente y nos juntamos un total de 15, finalmente me entero de que  tambien se va a bucear un sifón. Esto suena a encerrona para portear material... Nos ponemos en camino, y tras una aproximación de unos 15´llegamos a la boca. La cueva en si no es muy exigente, pero se ve que el labor de desescombro en la entrada a sido importante.

Foto: Balti Felguera Ballesteros
Un grupo se encarga de la fotografía, Diego y yo nos ponemos a escalar, y los demas ayudan a los buzos a prepararse. Vemos como aun hay clavos metidos de haya cuando se intento esta escalada, confirmamos que la roca no es la mejor, pero aun asi podemos aprovechar algun clavo que aun se encuentra en buen estado como seguro, esto nos hace ahorrar un par de agujeros. Tras finalizar la escalada vemos que no continua, y esto nos hace replantearnos de si en verdad no pudierón completar la escalada o si la hicierón pero al ver que no continuaba hay se quedo... Desequipamos la escalada y nos dirigimos al sifón. Los buzos ya estan saliendo, por lo visto el agua se ha enturbiado mucho y no se puede continuar hasta que se decante el sedimento, por lo menos han dejado ya el hilo guia instalado.

Nos reunimos todos para comer un poco, rehacemos los petates, y ponemos rumbo a la calle, eso si, esta vez cargados de botellas, (ya sabia yo que no me iba a librar...), pero la cueva no es muy grande y nosotros somos muchos, con un par de cadenetas lo solucionamos rapido y nos plantamos en la calle. A alguno que otro le dan ganas de volver dentro, nos esperaban unos 40 gradazos, y es que los del Norte no estamos acostumbrados a esto...
Foto: Balti Felguera Ballesteros
 Cueva de los Plaiyeros

Esta vez estamos Diego y yo solos, nos apetece un plan algo fresquito que el calor aprieta, y tras mucho pensar optamos por la cueva de los plaiyeros, en la localidad de Cortes, donde la aproximación es de no mas de 10´, que con este calor no se puede hacer tonterias. Por lo visto es una de las primeras cuevas que exploro Diego hace unos cuantos años, y aun quedaba una escalada de unos 12m por hacer. La cueva es una diaclasa, y estamos a -20, desde la base de la escalada vemos raices, por lo que pensamos que esto solo puede dar a la calle. Tras realizar la escalada, un poco inestable debido a la cantidad de piedras sueltas que habia se ve que el techo esta taponado por grandes bloques, desestimamos la idea de desobstruir, eso de quitar bloque de abajo a arriba, en una repisa tan pequeña y pa dar a la calle cuando la boca principal esta a pocos metros no merece la pena...

Asi que optamos por trabajar un poco en una desobstruccion que se esta llevando acabo en la punta actual de exploración, se nota algo de aire, y mientras Diego va quitando piedras, Aitor se quita los arneses para pasar un par de estrecheces entre bloques, pero nada, la cueva es una diaclasa y solo te permite andar, por donde te dejan los bloques. Vuelvo para atras y vemos que hoy no vamos a lograr nada, las pilas de la frontal ya nos va diciendo que es hora de ir saliendo. Es lo que pasa por no cargar las pilas tras unas cuantas salidas...

Al menos hemos pasado el día y quitado incognitas, asi que nos dirigimos al bar que nos hemos ganado las cervezas!!!
Foto: Balti Felguera Ballesteros
 Aitor Arce.

lunes, 17 de julio de 2017

15.07.2017 Sima de Brenavieja - revisión via activa

Nos vamos para Rasines: Edu, Zeta, Iñaki y David. El objetivo de ésta jornada es revisar la sima de Brenavieja. Sima a la que no hemos vuelto desde hace quizá unos 25 años y en la que recordamos circulaba corriente de aire. Ante el cariz que están tomando las últimas exploraciones en la sima de Regato Calero II, no descartamos que pudieran tener relación (por el momento muy incierta, pero …….)

Cuando vamos a preparar el material de la sima descubrimos sorprendidos que no tenemos elaborada la ficha de equipamiento. Toca revisar la topo y echarle imaginación.

La maleza y las zarzas guardan celosamente el perímetro de acceso a la cavidad. Una vez entramos en la sima nos damos cuenta lo poco que recordábamos sus entresijos.

Venimos a revisar la vía activa; afortunadamente no ha llovido recientemente y el goteo es molesto , pero asumible.
Superado el primer pozo viene un meandro estrecho y resbaladizo que pronto se desfonda, pero no en un P-22. Maldición, no le hemos echado suficiente imaginación y vamos a tener que dejar una cuerda de 30 m en un pozo de 8. Empezamos bien ¡!!!.

Tras superar un paso bastante estrecho. La sima se vuelve más amplia. El goteo no molesta, pero las paredes de toda la diaclasa están bastante húmedas.
Descendemos re-instalando toda la cavidad, solo se salva algún viejo spit. Llegamos a la cabecera del P-36, que hoy no podremos descender por el trastoque de cuerdas que nos ha generado el pocete.

El plan es no llegar muy tarde a Bilbao y el taladro ha trabajado bastante, por lo que decidimos comenzar a instalar el pasamanos sobre el P-36, objetivo de hoy también, pero que sabíamos no íbamos a poder terminar. Al menos dejaremos taladrados los primeros metros y ahorramos energía para la próxima entrada.

Comenzamos a desequipar, y la primera cuerda liberada de 60 m viaja rápidamente para arriba. La aprovecharemos para echar una ojeada en la vía fósil.

En la vía fósil solo se puede instalar y descender el primer pozo, la batería no da para más. La cabecera del segundo pozo es estrecha y sucia, de esas que quitan las ganas- Por hoy nos hemos salvado, pero se ha quedado sonriendo socarronamente, sabe que tarde o temprano nos terminará engullendo.

Son las 21 h y estamos los cuatro en la calle, con algo de solete y picoteando algo. Hacía tiempo que no tocaba una de estas salidas tempraneras. ¡Qué ricas saben!.

En el parabrisas del vehículo tenemos una nota. Verónica, Andrea y Oscar han venido a ver si nos veian, pero no hemos coincidido por una media hora. Han aprovechado para hacer un poco de prospección y han localizado una sima, por la descripción parece ser otra de la que también tenemos en mente revisar.


lunes, 10 de julio de 2017

08.07.2017 RN-103 G de los Pozos hacia arriba

De nuevo rumbo a Rasines. Mañana con neblinas y humedad que nos hace pensar que los que han disfrutado de los conciertos nocturnos del BBK Live estarán ahora durmiendo plácidamente en las tiendas de campaña, sin agobios de calores. A nosotros nos da un poco lo mismo, vamos a la sima negra y profunda.

Entramos a la 103, a continuar la exploración del 17 de junio en la G. de los Pozos (sentido remontante).  Dejamos una galería explorada en unos pocos metros, en la que se observaba posible continuación en altura. Hoy comenzamos instalando una pasamanos por encima del P-23 que da acceso a la G. de los Pozos. Unos metros más adelante alcanzamos una corta galería que rápidamente se desfonda. En altura se cierra. Mala suerte, es a por la continuación que veníamos. Tenemos que iniciar el descenso con largos péndulos buscando aterrizar en una zona más ancha y para intentar controlar lo más posibles el techo en altura. Alcanzamos suelo habiendo gastado toda al cuerda que tenemos. No estamos lejos del último punto alcanzado la semana pasada por la zona inferior.  Así que  no nos hemos quitado la escalada que quedó pendiente. Antes de abordarla tomamos la decisión de desequipar lo que hemos equipado hoy y hacer el camino de la semana pasada (más sucio e incómodo pero un poco más corto y que dejamos menos material bloqueado). Desequipadas las dos últimas cuerdas, las lanzamos pozo abajo para que se pueda comenzar el descenso de un P-15 también visto la semana anterior y continuamos desequipando hacia arriba.

Cuando volvemos a conectar ambos equipos, la exploración bajo el P-15 continúa. Es un tanto trabajosa, zona estrecha, y por una rampa paralela casi se ha conseguido remontar hasta la galería en la que estamos. Se decide parar la exploración de este sector en el que se habrán visto unos 100 m (pendientes de topografiar). El meandro desfondado no es nada atractivo  y preferimos probar suerte en  la escalada.

Hacemos la escalada y 20 m más arriba comprobamos con decepción que no continúa, afortunadamente a mitad de escalada nos colamos por una oquedad que nos da acceso a una rampa oculta que se desarrolla en paralelo. Hacia abajo conecta con la zona que estamos escalando, no lejos, pero en zona alta y no aporta nada, sin embargo hacia arriba dejamos una corta escalada por hacer, por la que marcha el aire y en la que ponemos las esperanzas.

Desequipamos la escalada y montamos el acceso a la galería paralela para el próximo ataque y ya el reloj nos dice que hay que comenzar la retirada. Hemos topografiado unos 140 m y dejados vistos unos 160 m y tenemos dos incógnitas, una de ellas más interesante que la otra. Mucho trabajo para unos resultados medianos, pero la exploración sigue abierta.

Estamos todos en la calle a las 2, 30 h de la madrugada. De nuevo horarios infantiles para pillar cama. Alguno apunta que ya puestos igual nos podemos sumar al BBK Live……. será que no. 

lunes, 26 de junio de 2017

24.06.2017 RN-103 G. Olentzero toma datos geologicos y exploracion en una lateral

Sin casi darnos cuenta hemos llegado a la última exploración del mes de junio. Este año no estamos subiendo a Itxina, aprovechando la llegada del buen tiempo, si no que nos mantenemos en la RN-103 cerrando flecos de exploración y trabajos. De paso la actividad es interesante para mantener el entrenamiento cara a la ya cercana campaña de verano en Larra.
Con una niebla “amistosa” acompañándonos , entramos en la sima: Jon, Edu, Aitor, Iñaki y David. Hoy Vamos a la G. Olentzero con dos objetivos. Por un lado un equipo quedará en la Sala Gorda y zona de comienzo de G. Olentzaro tomando datos geológicos y haciendo reportaje fotográfico.
El segundo equipo nos dirigimos a explorar un pozo en una lateral de la G. Olentzero, localizado el 11.07.2015. Hay aire y no estaremos muy separados del equipo de toma de datos, un buen plan para no complicarnos mucho la vida.
Descendemos el nuevo pozo plantando 4 anclajes. Una corta galería descendente nos lleva a una galería perpendicular en la que vemos continuación hacia ambos lados. Hay aire y no tiene mala pinta. Hacia abajo pronto llegamos a un nuevo pozo que equipamos. En su base, la continuación más evidente se estrecha rápidamente volviéndose impenetrable a los pocos metros. El aire escapa por una diaclasa ascendente que logramos trepar haciendo un paso de hombros  y gracias a que las paredes son secas y rugosas. Arriba sondeamos a los pocos metros un nuevo pozo. Las dimensiones son modestas, pero ahí queda una incógnita para la próxima ocasión.
Volvemos al cruce y exploramos hacia arriba. El camino es algo más complicado, pero no ofrece problemas dignos de mención. A los 30 m alcanzamos un pequeño salto que solventamos con un anclaje natural. Abajo el meandro toma algo de altura e inclusive aumenta de anchura tras una curva, pero a los pocos metros todo se colmata. Volvemos al pequeño salto y por encima apreciamos una posible continuación en el techo. Por encima del pozo y al otro lado continúa una estrecha diaclasa ascendente en la que echamos un buen rato trepando e intentando llegar a la supuesta galería superior, para ahorarnos la escalada, pero no será posible.

Hay aire,  así que en éste extremo de la galería también dejamos una incógnita para explorar. Llevamos unas horas separados de los compañeros , por lo que decidimos dejar parada la exploración como está y volver a su encuentro. Proponemos llamar a esta nueva zona G. del Pozo Escondido. Nada más salir de la lateral conectamos con el equipo de toma de datos, que están sacando una foto. Comemos algo y nos retiramos juntos, no sin aprovechar para tomar algunas fotos más.

A la 0, 30 h de la madrugada estamos todos en los coches, cambiándonos y picoteando algo.

martes, 20 de junio de 2017

17.06.2017 RN-103 G. de los Pozos, zona Sur

Día en el que los meteorólogos nos asustan con los calores y nosotros que somos muy crédulos, nos sumergimos en la 103 para poner remedio. Descendemos: Alba. Zeta, Aitor, Iñaki y David. Nuestro objetivo es continuar con la exploración de la G. de los Pozos, en su sector sur, exploración que dejamos pendiente el 8 de abril.

Habíamos dejado pendiente la topografía del final y una escalada en el extremo de la diaclasa. Mientras se topografía, realizamos la escalada. Una gatera larga, no muy ventilada, y poco atractiva nos hace decidirnos a abandonar la exploración y retirarnos desequipando. Después descendemos el pozo regado, bajo el pasamanos. Hoy hay poco agua y no sufrimos. En la base es pequeño. Hacia arriba se cierra inmediatamente, hacia abajo conecta por un estrecho desfondado con la base del otro pozo cercano que descendimos el 8 de abril. Se topografía y desequipa.

No vemos bien el techo por encima de pasamanos así que escalamos para cerciorarnos de que en altura no se abre una fractura paralela a la por que circulamos. Una vez arriba no vemos continuación alguna. Nos retiramos de la zona desequipando el pasamanos. Hoy hemos sumado 125 m en ésta zona de la que nos marchamos un poco mosqueados porque percibimos algo de aire, que no conseguimos explicar por dónde desaparece (además de por la gatera del extremo sur).

Todavía nos queda un poco de tiempo así que no ponemos a explorar el pozo que hay en la base de la vertical que nos da entrada a la G. de los Pozos. Se trata de un pozo complicado y embarrado que se dirige por la fractura en dirección sur. En altura la diaclasa también parece que continúa. Una vez abajo, exploramos unos 80 m hasta que comienza a complicarse el avance. Observamos un posible paleonivel en altura. Pensamos que quizá debamos abordar antes la exploración en altura y ver si nos podemos mantener en alto o caemos sobre estos 80 m recién explorados y evitamos alguna escalada. Para empezar será necesario instalar un largo pasamanos el alto de la vertical de acceso.

Dejamos el nido de material y cuerda en la zona, retirando algunos de los anclajes más castigados por el barro para darles un poco de reposo y repaso.

Son las 2 y media de la madrugada cuando estamos todos en la calle. Un precioso cielo estrechado y una agradable temperatura nos hacen pensar en lo bien que nos quedaríamos a dormir allí mismo, pero se impone la realidad y hay que poner rumbo a Bilbao.