martes, 19 de febrero de 2019

16.02.2019 Valseca - desescombro en soplador

 

Aprovechamos el magnífico día que nos anuncia la meteo, para trabajar en el exterior. Decidimos irnos hasta el valle de Valseca para abordar la desobstrucción de un soplador localizado hace más de 30 años, en el que volvimos a poner la mirada tras revisar unos viejos informes.
Llegamos hasta el soplador y comenzamos el desescombro. Apenas un agujero poco mayor que un puño, pero nos enfrentamos con tierra y barro por lo que llevamos esperanzas de ampliar la oquedad y ver qué nos depara.
Tras 4 horas de pelea con el barro despejamos un buen hueco y se puede decir que ya empezamos a ver el problema con el que nos enfrentamos. No sondeamos más de 2 metros por el momento y el paso entre la roca se ve estrecho, pero se puede trabajar.
Necesitaremos otro día de trabajo para descender un metro y medio aproximadamente y ya saber si hay posibilidades de paso.
Por el momento el aire que circula en sentido saliente nos motiva a volver sobre el soplador. También el misterio que sin duda encierra el drenaje de esta importante depresión en la que por el momento solo la torca de Castaños de Doña Luisa está a la altura del tipo y desarrollo de cavidad que se debería haber conformado.


martes, 12 de febrero de 2019

09.02.2019 RN-103 exploración y topografia en el Cañón Salado

 Nuevo descenso a la 103, pero ésta vez nos encaminamos hacia la G. Olentzero, precisamente a una de sus laterales en la que comenzamos su exploración a mediados de junio de 2017. 
Nos recreamos en el viaje por la G. Olentzero hacia la lateral a explorar porque llevábamos año y medio largo sin pisar éste sector.
 
Volvemos a equipar el pozo de acceso a la lateral y el que le sigue mientras el equipo de topo viene por detrás. Alcanzamos la base de la escalada que nos paró y la escalamos relativamente fácil. Arriba nos espera una nueva escalada y un pozo lateral. Decidimos bautizar la galería como Cañón Salado.
 
Vamos a por el pozo, por donde marcha el aire. Una vez abajo llega la decepción, la base del pozo y la corta galería que le sigue están profusamente cubiertos de sedimentos hasta el punto que la continuación se colmata sin posibilidad de desescombrar.
 
En la base del pozo también nace una nueva escalada que nos da algo de esperanza, pero termina colmatándose unos metros más arriba. Remontamos el pozo y vamos a por la escalada vista en su cabecera, pero rápidamente comprobamos que por allí tampoco vamos a ningún lugar. Un rápido conteo nos indica que hoy hemos topografiado 140 m.
 
Desequipamos la zona y llevamos el material hasta el cruce en el que nos espera topografiar y continuar la exploración hacia arriba. También hay aire, ahora que llega, pero en principio no nos parece tan interesante como lo explorado. Veremos qué da de sí, pero hoy ya nos retiramos. Todavía nos queda obtener unas cuantas fotos y hacer un par de observaciones geológicas y no queremos llegar a casa a altas horas de la madrugada.

martes, 29 de enero de 2019

26.01.2019 RN-103 G. ¿A Dónde Vamos? topo y desequipe

 Después de dos fines de semana parados por diversos motivos volvemos a la actividad normal invernal en la 103. Hoy descendemos a dar el carpetazo a la zona final de escaladas de la G. ¿A Dónde Vamos?. La última exploración intuimos que no nos llevaba hacia donde queríamos, hacia la sima Cárcabas. Habíamos escalado y subido más de la cuenta y nos habíamos despegado del objetivo. 

Hacemos dos equipos, uno topografía los 160 m vistos y el otro por detrás desequipando las escaladas. Una vez todos juntos continuamos retirando material de pasamanos y escaladas dando así por cerrado todo éste sector, que comenzó con la escalada que nos llevó a descubrir la G. del Tenedor y las que le siguieron, sumando a la cavidad cerca de unos 2 kilómetros. Por un lado nos alegramos de cerrar la exploración dado que se estaba volviendo larga, complicada y sucia. Por otro lado está la tristeza, nuestras esperanzas de conectar con Càrcabas prácticamente se han desvanecido.
Limpiamos las cuerdas en el gour de la Sala sin Nombre y salimos desequipando. 
 
Llegamos a las superficie sobre las 12 de la noche, ya nos hubiese gustado salir un poco antes, mañana hay reunión para comenzar a organizar la campaña de Budoguia 2019 y algunos tienen que desplazarse hasta Iruña.


martes, 8 de enero de 2019

05.01.2019 RN-103 escalada en el Primer Laberinto

Iniciamos el año espeleológico con una exploración en la 103. No queremos salir muy tarde de la cavidad. que a la noche deberemos colaborar con los Reyes Magos descolgándonos por la chimeneas. Descendemos a realizar una de las escaladas que vimos la semana pasada en nuestro descenso por el Primer Laberinto hacia el Colector.
Llegamos arriba de la escalada y vemos un pasillo estrecho, pero con suelo y el aire enfila por la galería. Por un momento pensamos que hemos triunfado pero unos metros después alcanzamos la cabecera de un pozo de unos 25 m.
Lo descendemos ilusionados, pero sabiendo que podemos caer en zona conocida.
Por desgracia acertamos y vemos como se alejan esas posibles galerías que aún nos quedarían por descubrir entre éste laberinto y la bajada actual al río por el paso del Espárrago. Hemos aterrizado justo en la entrada del segundo pozo que lleva hacía el río por éste laberinto, la cuerda que equipamos la semana pasada es mudo testigo de la conexión. Después de evaluar que es mejor seguir descendiendo por el camino de la semana pasada, aunque sea más incómodo (en el de hoy gastamos más anclajes y cuerdas), desequipamos.
Aún nos queda algo de tiempo y pensamos en aprovechar para iniciar la escalada que tenemos pendiente en la galería de los Pasamanos, sobre el comienzo del tercer pasamanos.
Cuando estamos unos pocos metros sobre el suelo descubrimos que la roca es de mala calidad y además, un par de estalactitas que hemos tenido que martillear para abrirnos paso están regando la escalada.
Sopesamos la posibilidad de iniciar el ascenso tres metros más a la derecha y probar suerte, así que nos retiramos de la escalada e iniciamos la remontada de la sima cumpliendo con el horario previsto.

miércoles, 2 de enero de 2019

29.12.2018 RN-103 Colector aguas abajo - Sala del Elfo

 Realizamos nuestro último descenso del año 2018 para explorar una vez más en la RN-103. Nuestro objetivo es continuar la exploración en la sala del Elfo, alcanzada hace un par de semanas, escalando en la punta del Colector, aguas abajo.
Decidimos acceder más directamente al final del río utilizando el acceso que descubrimos hace 4 años por el Primer Laberinto que desciende hacia el Colector. Zona de barro y laberíntica, que nos cobra un tiempo significativo para localizar el itinerario de descenso, con sus dos pozos, ya un poco olvidado. En la búsqueda, sin embargo, localizamos un par de escaladas que deberemos revisar.
Una vez en el Colector descubrimos que las aguas bajan con algo menos del caudal, lo que nos viene muy bien para evitar mojarnos los pies.
Mientras un equipo continúa la escalada ya comenzada en la Sala del Elfo, el otro topografía los preciosos, pero escasos, metros que nos ha regalado la continuación localizada tras la escalada sobre lo que en su día supuso el final del río aguas abajo.
La escalada en la sala del Elfo nos lleva a un punto alto que se cierra totalmente por coladas. Nos retiramos dejando una o quizás dos escaladas  pendientes en ésta pequeña sala. El aire no es evidente y el barro que todo lo impregna no nos invita precisamente a volver, pero estamos en el punto más bajo de la cavidad y no podemos dejar de revisar a fondo toda incógnita que se nos presente.
Cuando alcanzamos la base de la cascada de 5 m Aitor realiza un descubrimiento sorprendente, una anguila reposa en el pequeño charco que se forma en la base de la cascada. ¿Cómo ha llegado hasta aquí?. Hace años que sabemos que las anguilas remontan el Río Silencio 3 ó 4 km en el interior del sistema porque las hemos avistado más de una vez, pero estamos quizá un kilómetro más aguas arriba, y en un afluente. Ya nos gustaría desvelar el misterio del recorrido que realizan.
Dejamos equipado el acceso al río por el Primer Laberinto, aunque no sea precisamente un camino de rosas, es más corto.
En la remontada notamos que el aire circula con fuerza por toda la sima y pensamos que nos recibirá una madrugada fría. No nos equivocamos.
Ponemos todas nuestras esperanzas en las ya futuras exploraciones del próximo Año Nuevo 2019.

domingo, 30 de diciembre de 2018

2018-12-22. RN-103


La celebración de Santo Tomas les sienta mal a algunos, lo que deja muy mermado el equipo, además la zona de barrizales explorada la semana anterior es una zona para compartir; todo ello provoca un cambio de objetivos, por lo que -con un equipo más reducido de lo previsto- vamos a la zona de acceso al sector de los toboganes, en la RN-103.
En esa zona, el avance hacia el este ha requerido de varias escaladas, que han dejado en la parte contraria sendas galerías colgadas; aunque a priori parece que acabaran desfondadas sobre zonas conocidas, hay que explorarlo y topografiarlo; son restos de paleniveles que bien podrían esconder alguna sorpresa.
Como suponíamos la configuración de la zona supone distintos niveles excavados a favor de las mismas fracturas, en la que la disolución en condiciones freáticas ha horadado una especie de laberinto vertical, con travesías, pozos y escaladas que hacen que la exploración taladro en mano sea complicada, aunque disfrutona; por desgracia los resultados son  más bien pobres para tanto esfuerzo.
Al final tres incógnitas  resueltas –incluyendo una pequeña galería lateral- con numerosos cierres a galerías ya conocidas. En conjunto los nuevos conductos apenas suman 100 m en total.













miércoles, 19 de diciembre de 2018

Parte de guerra 15.12.2018 RN-103 / Escalada en el Colector


 Hoy descendemos al colector de -317 m.p con el objetivo de realizar una escalada vista por Oscar.
El equipo que desciende al río para escalar no conoce la incógnita por lo que tendrá que arreglarse con las indicaciones de Oscar. Otro equipo queda en el paleonivel fósil, 50 o más metros por encima, por si escucha al equipo de escalada.
Una vez en el colector el equipo de escalada avanza y sin pro ponérselo alcanza el final conocido del activo y realiza una escalada que da a una continuación inesperada. Explora algo más de 100 m en una zona con bastante barro. Tras equipar una cascada y revisar la parte más profunda de la nueva galería no detecta continuación. La única incógnita que queda pendiente es continuar escalando en lo que parece ser más un afluente del colector principal, que una continuación aguas abajo.
El equipo que quedó en el nivel fósil no llega en ningún momento a escuchar al equipo de fondo. Revisando minuciosamente todos los recovecos realiza dos pequeños desescombros que no dan resultados.
Nos retiramos todos juntos, relativamente satisfechos. Queda pendiente todavía la incógnita vista por Oscar y se ha avanzado en un punto donde no se esperaba nada y todavía queda por topografiar esos 100 o más metros y nos espera una escalada.